Pádel y Dopaje – Matías Díaz Sangiorgio

09 noviembre

 Pádel y Dopaje   Matías Díaz Sangiorgio
Pocos días después de la suspensión de Juani Mieres, aparece otro caso de “dopaje en el pádel”. En este caso fue Matías Díaz Sangiorgio quién dio positivo en metilhexanamina en el control del mismo torneo, el VII Internacional Ciudad de Madrid – Estrella Damm.

El propio jugador aclaraba que la sustancia deriva de un complemento alimenticio que tomaba, según parece mal etiquetado, ya que no figuraba la sustancia por la que ha dado positivo. Todo indica que Sangiorgio será declarado inocente, pero al ser el segundo caso de dopaje en el mismo torneo se abre un nuevo debate sobre la confianza ciega en los deportistas profesionales.

Por último, os dejamos con las declaraciones del propio Matías Díaz Sangiorgio:

Por medio del presente, quiero poner en vuestro conocimiento una situación muy desagradable para mí y en la que involuntariamente me he visto involucrado. Tras la celebración del torneo de Madrid VII Internacionales Ciudad de Madrid-Estrella Damm accedí, como en anteriores ocasiones, a pasar el control de dopaje.

Con fecha 18 de octubre, recibí comunicación por parte del Comité de Competición y Disciplina Deportiva de la FEP, en virtud de la cual me comunicaban que en el citado control de dopaje se había detectado la sustancia “metilhexanamina”, sustancia que desde el pasado año 2010 figura en la lista de sustancias prohibidas.

Ante todo quiero exponer que en modo alguno he tomado dicha sustancia deliberadamente, y mucho menos con intención de mejorar mi rendimiento físico al margen de la ley y en perjuicio del deporte limpio. Como jugador profesional de pádel he intentado rodearme de un equipo de profesionales (preparador físico, entrenador, masajista, psicólogo y nutricionista) cualificados en los que he depositado plenamente toda mi confianza.

Quiero exponeros de una forma clara y precisa que todos los productos suplementarios que consumo son controlados por mi nutricionista profesional y sobre la base de dicha confianza he consumido, siguiendo su criterio profesional, un suplemento deportivo denominado Neurocore.
Ante la gravedad de lo ocurrido requerí a mi nutricionista las debidas explicaciones, el cual me explica que adquirió legalmente el producto en junio de 2012, decantándose por éste al entender que su composición era indicada para mi entrenamiento por contener suplementos todas ellos legales y beneficiosos para mi práctica deportiva.

Expresamente quiero dejar constancia de que he verificado personalmente la composición de dicho suplemento deportivo, no figurando la existencia de esta sustancia no permitida, ni de ninguna otra que pudiera estar catalogada como sustancia prohibida.
Puestos en contacto con el distribuidor del producto se informó a mi nutricionista que con fecha 31/07/2012 la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición emitió una circular (que mi nutricionista desconocía) en virtud de la cual alertaba “de la presencia de 1,3 dimetilamilamina en los suplementos alimenticios para deportistas JACK 3D, LIPO 6 BLACK y HEMO-RAGE”.

Igualmente advertía que la “1,3 dimetilamilamina puede aparecer bajo diversos nombres entre los que se encuentra Metilhexanamina, dimetilpentilamina, dimetilamilamina, pentilamina,…”

La citada circular atribuye a dicha sustancia un aumento de la tensión sanguínea, náuseas/vómitos, derrame cerebral, infarto o incluso la muerte.
Qué duda cabe, los deportistas profesionales somos y debemos serlo, responsables de todo aquello que consumimos, no obstante quiero expresaros mi absoluta buena fe en todo aquello que hago y consumo, habiendo sido en este caso responsable involuntario por un mal asesoramiento de mi nutricionista, ello unido a una incorrecta información en el prospecto del producto suministrado el cual expresamente omite en su composición la existencia de esta sustancia.

Expuesto cuanto antecede quiero informaros de las actuaciones que estoy realizando:

Como quiera que en la composición del producto consumido no figura la existencia de dicha sustancia, he interesado la realización del preceptivo contra análisis, el cual se realizará el próximo lunes día 5, y sin perjuicio de aceptar aquella sanción que llegado al caso pueda serme impuesta. Ejercitaré cuantos derechos me correspondan en defensa de mis derechos, todo ello amparado por la legitimación de mi buena fe y sin que en ningún momento haya sido consciente de la sustancia que he podido tomar durante el torneo de referencia.

Igualmente, quiero indicaros que con fecha de ayer día 30 de octubre, me fue comunicado por la federación española de pádel, su decisión de acordar la suspensión cautelar de mi licencia, resolución contra la que con el apoyo de mi abogado presentaremos cuantas alegaciones estimemos oportunas ante el Comité Español de Disciplina Deportiva, sin perjuicio de que dicha medida impedirá mi participación en cuantas pruebas del PPT se desarrollen durante la instrucción del expediente sancionador o en su caso durante la resolución de la cautela acordada.

Por último exponeros que en mi larga trayectoria profesional, en la que por razones obvias me han efectuado diversos controles de dopaje, nunca he sido sancionado por haber ingerido sustancias consideradas ilegales, ni he consumido a sabiendas sustancias que puedan mejorar mi rendimiento al margen de la ley y en contra del juego limpio.

En estos duros momentos, quiero hacer una mención muy especial a mis patrocinadores, sponsors, familia y amigos con el pleno convencimiento de que nunca actué con intención de cometer ningún fraude al deporte.

Matías Díaz Sangiorgio.

Noticias relacionadas

Tags: ,

1 respuesta para “Pádel y Dopaje – Matías Díaz Sangiorgio”

  1. Ana 9 noviembre, 2012 at 12:52 #

    ¿Empieza este deporte a parecerse al ciclismo?. Lo raro es que en el deporte de raqueta por excelencia, el tenis, no se conocen casos de doping.

Deja un comentario